lo

» DESARROLLA TU POTENCIAL

DE CONOCERTE A TOMAR ACCIÓN

Comentamos en el artículo anterior la importancia de cuestionarte hacia dónde quieres caminar y el aceptar con qué sí cuentas para dicho camino. Veíamos como esta etapa de cuestionamiento, autoconocimiento y aceptación, más allá de solo ser importante es la etapa inicial para sí avanzar.

Hoy quiero compartirte el segundo proceso esencial para que siguas moviéndote hacia tus metas,  lo maravilloso es que no necesitas esperar a que nadie haga nada, pues igual que el autoconocimiento, este también depende exclusivamente de ti y es el arte de practicar el autocontrol.

Una vez que comienzas a conocerte, a saber desde dónde has estado reaccionando, desde dónde te mueves y hacia dónde quieres moverte, toca saber cómo controlar las emociones, sentimientos y comportamientos que se ven involucrados en la toma de dichas decisiones. Esto genera como beneficio dejar de caer en nuestras ‘zonas de confort’, en victimizarnos de todas las situaciones, deslindarnos de responsabilidades que no nos corresponden y todas aquellas actitudes y pensamientos que nos hacen creer que no somos capaces de controlar nada en nuestra vida.

En este proceso de autocontrol tu mejor aliado es la responsabilidad, ser conscientes que al momento en que asumimos lo que nos toca en cuanto a acciones y también consecuencias, dejamos de ver la responsabilidad como algo pesado o que cargamos; de hecho se vuelve liberadora, ya que hacernos cargo de lo que tenemos y lo que hacemos nos da el control de manejar hacia donde queramos.

No quisiera ser repetitivo pero dicha libertad requiere por añadidura tu auto aceptación, aceptar que comentes errores y también son parte de tus procesos, que hay cosas que estás aprendiendo y no todo lo sabes todo el tiempo, aceptar que en ocasiones no logras tener el control de lo que haces y eso está bien.

La aceptación y el reconocimiento de lo anterior harán que la culpa no te coma, que no se convierta en vergüenza y auto juicio, pues el único resultado que obtendrás de ellos es un círculo vicioso que va al pasado donde te reprochas el error o la consecuencia de tus acciones y al futuro de donde visualizas que por lo anterior no lograrás avanzar.

A diferencia de este terrible pero real escenario, la aceptación y reconocimiento de dicha culpa te llevará a un autoconocimiento más profundo, esto te llevará a ser responsable de lo que te toca, que tiene como resultado final tomar acciones concretas de dicha responsabilidad, las acciones concretas que pongas en tu vida van a hacer que te reafirmes todos los días que eres tú quien tiene el control de lo que le ocurre, de lo que siente, de lo que quiere y de lo que obtiene.